Pago de los Capellanes Crianza

Producto nº: AD194
Precio original: 33,30 €
Precio sin IVA: 16,41 €
Precio (IVA incluido).: 19,85 €
Te ahorras: 13,45 € (40%)
Disponibilidad: En existencia

VINO

Ficha de Cata

Elaborado con Tempranillo (100%),  nos ofrece a la vista un color guinda muy intenso brillante, con ribetes cardenalicios.

En nariz es muy franco, con un buen equilibrio fruta-madera en el que se funden los tonos de vainilla con fruta bien madura, frutos negros y del bosque. Sobresalen notas de cuero y regaliz propias del ensamblaje del Roble Francés con los aromas varietales.

El paso en boca es suave, pero llenando el paladar de equilibrados sabores  y percibiéndose también unos taninos finos que contribuirán a alargar su vida, para acabar con un final en boca y un postgusto largo y elegante.

Viñedo: 

Pago de los Capellanes, Pedrosa de Duero. 

Composición Varietal: 

100% Tempranillo.

Tipo de Suelo: 

Arcilloso calcáreo. 

Crianza: 

12 meses en barrica, resto en botellero.

Tipo de Roble: 

100% Roble Francés. Tostado medio.

Servicio: 

Descorchar y decantar una hora antes de su consumo a una temperatura de 16º-18º C 

 

Ficha Técnica

Vendimia seleccionada 5.000 kg. hectárea. 

Se inicia la vendimia a primeros de octubre comenzando con las parcelas más maduras. Una vez recepcionada la uva en bodega, se siembran los depósitos con levadura autóctona (pie de cuba) y se inicia la fermentación alcohólica. Durante el encubado, 30 días, se realizan remontados y bazuqueos diarios controlando densidad, temperatura y evolución de la población de levaduras. Al término de esta fermentación, se sangran los depósitos y se llevan a malolactica.

El inicio de la fermentación maloláctica se realiza sin adición de bacterias y se controla la temperatura a 20ºC durante un periodo de 22 días, controlando los índices de ácido málico y ácido láctico. Cuando el ácido málico está por debajo de 0,1 gr/l se hace el trasiego separando las lías y sin filtrar ni clarificar ni pasar por frío se lleva directamente el vino a barricas.

Durante doce meses el vino reposa en barricas nuevas y seminuevas (nunca mayores o más viejas de tres años) de Roble Francés y al cabo de este periodo, se lleva a depósito para homogeneizar. Únicamente se filtra por cartuchos (de poro abierto) y se embotella.