CILLAR DE SILOS

El crianza de Cillar de Silos es la espina dorsal de la bodega porque es el reflejo del carácter que tiene la tempranillo en las tierras de Quintana del Pidio. Nace de diferentes terruños, de pequeñas parcelas a veces de tamaño minúsculo de viñas viejas. El color es cereza picota intenso con reflejos violáceos. En nariz mezcla la elegancia con la madurez. Se perciben los aromas de fruta negra y roja ácida (frambuesas y moras silvestres maduras); especias dulces (nuez moscada, clavo, vainilla); cedro; ligeros torrefactos que van desapareciendo y regaliz. En boca es carnoso, sedoso, equilibrado con buena estructura. Tiene una acidez refrescante que nos alarga el vino, los taninos maduros todavía firmes por pulir. Tiene persistencia y aparecen los mismos recuerdos que en nariz. En todo el conjunto destaca la finura.


18,90 €
Please select variants first