¿Sabías las diferencias de elaboración entre Vino Tinto y Rosado?

21.01.2016 20:00

Hoy queremos dejar clara la diferencia en la elaboración de un vino tinto y un vino rosado. Mucha gente piensa que para elaborar un rosado, se mezcla la uva tinta con la blanca, esto es totalmente erróneo.

La diferencia está en que un vino tinto se fermenta con la piel de la uva y un vino rosado hace la fermentación exclusivamente con el mosto.

Como en casi todas las frutas, las mejores  propiedades las encontramos en la piel. Por ejemplo, la mayor concentración de aromas y cítricos en un limón está en su cáscara.

En la uva pasa lo mismo, la mayor concentración de taninos y materia colorante de la uva se encuentra en su piel.

Para hacer un vino tinto, la uva una vez despalillada, se lleva entera, con la piel,  a los depósitos para que fermente. En estos depósitos cilíndricos, lógicamente la piel flota y se acumula en la parte superior, formando lo que se denomina el sombrero. Lo que hacemos es remontar el mosto existente por debajo de este sombrero y esparcirlo por toda la capa superior para que se vaya filtrando, con este proceso conseguimos más capa, es decir color en nuestro mosto, saliendo así el vino tinto.

Para elaborar un vino rosado, pasamos la uva, una vez despalillada, por la prensa. Esto es la estrujamos para que salga exclusivamente el mosto. Este mosto lo llevaos a los depósitos y fermenta sin la piel. Por eso sale un colar más claro y una capa menos densa. La uva puede ser 100% tinta, en los dos casos.

El vino blanco se elabora con el mosto de uva blanca al 100%. Es decir después de haber pasado la uva blanca por la prensa.